Germán Haeffeli, de exportación

Germán, pilar de CRAI, arregló para jugar en La Vila y mañana viajará a España para juntarse con sus nuevos compañeros. En esta entrevista nos cuenta como se dio su llegada al viejo continente y cuáles son sus objetivos.

Germán abre la puerta del edificio acompañado de su perrito Bamby Cooper y enseguida invita a subir a su casa. Está con amigos, tomando una coca y jugando a la play.

“Mira que en un rato me tengo que ir al cumpleaños de Pipi“, dice mientras se sienta y agarra el joystick. Pipi es Ignacio, uno de los hermanos que, como él, juega en el CRAI. Bueno, en realidad el ya no pertence -en los papeles- al club santafesino. Su pase, desde hace una semana, es de La Vila.

¿Qué fue lo que te llevó a tomar la decisión de irte y dejar todo lo de acá de lado?

Siempre fue mi objetivo irme a jugar afuera porque siempre lo soñé. Para mi una cosa que hay que hacer en la vida es hacer lo que te gusta, porque si no lo haces, no te realizas. Esto es lo más me gusta en el mundo y si me va bien, me va bien, y si me va mal, al menos lo intenté y me dejé llevar por mis pasiones. Si no el día de mañana voy a decir ‘qué pelotudo, cómo no fui a probar al menos’. Tal vez puedo estar esperando una propuesta remota de un mejor equipo pero yo prefiero arrancar de abajo.

¿Cómo llegaste a La Vila?

A traves del Falu Quirelli. Porque yo tuve la posibilidad de ir a Italia el año pasado, había hablado con el Gringo Colli, pero el problema de Italia era la nacionalidad. Entonces buscando, porque yo tenía ganas de irme, hablé con el Falu. El me había pasado propuestas pero por una u otra cosa no llegaron a nada. Ahora me dice si quería ir a jugar a La Vila. Le dije que sí y terminé de arreglar lo que sería la plata y el alojamiento con el manager del club.

¿Cuáles son tus expectativas para este primer paso?

La idea es ir creciendo, llegar lo más lejos posible. Si no se me da volveré y me dedicaré a otra cosa, pero al menos no me voy a quedar con la duda de ‘qué hubiera pasado si no lo hubiese hecho’.

¿Estuviste viendo partidos, hablaste con el entrenador?

Estuve hablando con Falu que es uno de los entrenadores y vi un montón de partidos. Vi todos los partidos porque también quería saber a donde iba, qué tal era el rugby de allá.

¿Hasta cuándo es tu contrato?

La temporada dura hasta mayo. Voy a tratar de jugar lo mejor posible para que me hagan un buen contrato. Mi tiempo ahora es, de septiembre a mayo que cuando termina la liga de Honor A.

¿Cuál es el objetivo para tu carrera?

Mi meta es llegar al Glasgow Warriors -dice y se ríe- pero primero tengo que cruzar todo un camino. Primero España, dos años, después Federale 1, ProD2, ahí paso al Super 10 de Italia o a un equipo malo de Francia y después -agrega también entre risas- Escocia.

En cuanto a lo deportivo ¿a quién le tendrías que agradecer esta primera ida al rugby profesional?

Se lo tengo que agradecer a Falu porque hizo todo lo posible para que yo me vaya. Le preguntó a todo España, es más, me pasó hasta el mail del entrenador del seleccionado para que le mande el curriculum pero siempre por H o por V, saltaba el problema de la nacionalidad. Entonces Falu me hizo un favor, porque yo voy a ocupar un cupo en el club y es muy difícil que te den eso así que el que me dio la posibilidad fue él.

¿Tus viejos qué te dijeron cuando les contaste que te ibas?

Mi vieja y mi viejo, los dos, me bancaron a muerte, igual que mi familia y mis hermanos. Toda mi familia en sí me bancó, igual que los vagos.

¿Tus amigos te alentaron?

Sí, todos me pusieron fichas. Sobre todo el Pelado Dorrego que dice que voy a jugar en los Sharks, es un poco delirante pero bueno.

El rugby español es un rugby dinámico, tiene poco golpe y son poco incisivos al lado de la formación ¿cómo te vas a sentir ya que no estás en tu salsa?

Tendré que adaptarme y adaptarlos a ellos.

¿El club (CRAI) te alentó a hacer esto?

Lo del club fue impecable, porque con la crisis que hay allá a La Vila se le iba a complicar pagar mi pase. Al CRAI le corresponden 3600 pesos pero me dijeron, ‘si lo pueden pagar, bueno, pero si no qué se le va a hacer. Lo veremos en otro momento’. La cuestión es que no tuvieron problema en firmar el pase y no dieron vueltas.

Quizás algún día vuelvas…

Obvio, cómo no voy a volver al club. Esperemos que sea dentro de un rato largo.

¿Para quién es la primera camiseta?

La primera, porque me la viene pidiendo desde el día que le conté, es para Manuel Arauz Castex.

Entrevista realizada con Luciano Bortondello

comentá que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s