Argentina y Australia, los dos se juegan mucho

Por distintas razones, el partido del sábado se convirtió en un duelo de necesidades. Claro que Argentina no tiene las mismas exigencias que Australia pero ambos deben mejorar lo hecho la fecha pasada para tratar de terminar de la mejor manera el TRC.


El equipo de Santiago Phelan sufrió una caída inesperada en La Plata, no por haber perdido sino por lo abultado del tanteador. Según la palabra de los propios jugadores, lo hecho en el estadio Único fue un paso atrás respecto a lo que se venía mostrando en el 4N. “Bajamos un poco más a la realidad”, dijo Juan Hernández.

La defensa, el estandarte de este equipo en las cuatro primeras fechas, fue la falencia más llamativa contra NZ. En ataque, lo más rescatable fue el try de Landajo ya que fue una jugada preparada y ejecutada con una gran precisión. La ofensiva de Los Pumas sigue siendo una deuda aunque –de a poco- muestra señales de mejoría.

Si bien la derrota no debe desmotivar al plantel, es necesario que el equipo de Phelan vuelva mostrarse sólido. El triunfo no es una obligación porque nadie lo esperaba antes del inicio del campeonato. Es más, muchos auguraban caídas como la del sábado en todos los partidos, algo que estuvo lejos de suceder. Por este motivo, el balance ya es positivo.

Tomas Leonardi fue uno de los que, luego de analizar el partido con NZ, habló de lo que viene este fin de semana. “Australia tiene un gran equipo y nos planteará un desafío exigente. Queremos hacernos fuertes en nuestra casa, dado que es el último partido del torneo y queremos terminar de la mejor manera”, dijo el tercera línea.

¿A los Wallabies se les puede ganar? Por su puesto. El equipo demostró, en la Gold Coast, que puede hacerlo y que solo debe mantener la concentración los 80 minutos.

Otra es la historia por el lado del visitante. Con más de 10 lesionados (entre ellos Pokock, Cooper, Ashley-Cooper, Genia y Barnes), la tarea de Robbie Deans es armar el mejor equipo posible. Los Aussies vienen de perder contra SA y deben –ellos sí- ganar casi de manera obligatoria.

Deans está hace tiempo en la cuerda floja y puede que un mal resultado termine por darle el empujón final que lo saque de la dirección técnica. El neocelandés nunca fue visto con buenos ojos por los hinchas, justamente por ser extranjero, algo que se acrecienta cuando los resultados no están de su lado.

“Es el último partido. Como locales, Los Pumas han tenido mucho éxito. Tienen razones para esperar ganar este fin de semana. Sabemos que van a entregar todo. También es el último partido para nosotros y también queremos ganar. Por el público, va a ser una batalla increíble”, dijo Robbie Deans.

Otro que se hizo cargo de la presión fue Nathan Sharpe, el experimentado segunda línea. “Es un gran desafío para nosotros. Estamos ansiosos por jugar este partido. En este campeonato hay presión cada semana. Siempre hay presión con la gente que juega en seleccionados nacionales. Podemos manejar esa presión. Mucha gente habla, pero para nosotros es una preparación normal”, afirmó quien se hizo cargo de la capitania luego de la baja de Genia.

comentá que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s