Bustos y el momento que tanto esperó

Fue al Mundial 2011 y estuvo en el plantel del Championship, pero el pilar jugará mañana su primer test ante Irlanda; “Voy a disfrutarlo al máximo”, dice. Por Jorge Búsico / para canchallena

“No puedo describir con palabras todo lo que siento, pero nunca me pasó algo igual”


DUBLÍN, Irlanda.- “Lo primero que hice cuando llegué al hotel del entrenamiento fue llamar a mi mujer para darle la noticia. Ella es la que mejor sabe lo que esperé éste momento.” Sostenido por sus 123 kilos, al Chinchu Maximiliano Bustos le explota la cara de alegría. Parece un chico, pero no lo es. Tiene 26 años, cumplidos el 2 de abril. Y con Soledad, su esposa, formaron una familia que ya va por los tres hijos. Su historia es bastante particular, pues después de haber integrado el plantel en el Mundial de Nueva Zelanda de 2011 y en el Rugby Championship, recién mañana debutará en los Pumas. Su hora ha arribado. Saldrá con la N° 3 al Aviva Stadium de Dublín para enfrentar a Irlanda en el último test del seleccionado en la extensa temporada 2012.

El santafecino criado en Universitario de esa provincia tiene la franqueza de todo aquel que vino desde abajo, que la tuvo que pelear. “Si no me tocó jugar antes fue porque no habré estado en condiciones. Soy un convencido de que en la vida hay que tener paciencia y saber aprovechar las oportunidades. Por eso, yo no sé si el partido con Irlanda será el último, si luego no me vuelven a convocar, así que voy a disfrutarlo al máximo y a tratar de servirle al equipo.”

¿Qué es lo que le faltaba? “Cuando llegué a Francia [al Montpellier, equipo que comparte con Figallo, Fernández Bustos Moyano, González Amorisino y Creevy] me di cuenta de que no estaba del todo bien en el scrum, que es mi fuerte. Creo que el rodaje que tuve en estos últimos meses, jugando bastante y bien, me pusieron de nuevo ante ésta posibilidad en los Pumas. Ahora me siento perfecto en el fijo. Y en el suelto, veremos lo que me sale.”

Cuenta que vio el test-match del sábado pasado ante Francia por televisión, en su casa, junto a su compañero de equipo, el cordobés Martín Bustos Moyano. “Yo soy pilar y sólo me fijo en los pilares. Del resto de los jugadores de los otros países les conozco las caras, pero ni sé los nombres. Cuando quise opinar algo del juego, el Negro me dijo «Andá, Gordo, vos qué sabés…»”, y lanza una carcajada.

Las vueltas de su historia hacen que mañana le toque reemplazar a su gran amigo y también compañero en el Montpellier, el salteño Juan Figallo. Dice el Chinchu: “Juancho es un fenómeno; el mejor pilar derecho del mundo. Con él aprendo mucho, pero sobre todo, me divierto”.

El otro pilar Puma para mañana, Marcos Ayerza, es su compañero de cuarto en el Radisson St.Helen’s de Dublín. “¡Uy!, la otra noche me cagué de miedo con él. Es sonámbulo el Toro. Hablamos mucho de todo, pero sobre todo del scrum, porque como yo, es un fanático.”

La vida del Chinchu Bustos tiene un recorrido especial. Su vinculación al rugby viene por sus padres, que atienden el buffet de Universitario de Santa Fe. “Después de hablar de nuevo con mi mujer y mis hijas los voy a llamar a mis viejos, que también estaban esperando esta noticia”, agrega. En 2009 se marchó a Italia para jugar en Capitolina y al año siguiente se marchó a L’Aquila.

Integró el plantel de los Jaguares en 2009 y 2010 y, en 2011, formó parte como titular de los Pampas que se consagraron campeones en la Vodacom Cup. “La verdad es que los Pampas me abrieron la puerta de todo. Les debo un 99 por ciento de todo lo que me pasa hoy. Mi eterno agradecimiento a Daniel Hourcade y a Mauricio Reggiardo, que siempre confiaron en mí.”

El año pasado sorprendió su convocatoria para los amistosos con los Barbarians Franceses, en la Argentina. Y después que haya quedado en la lista de 30 jugadores que viajó al Mundial, donde fue el único que ni siquiera estuvo alguna vez entre los 22. Lo mismo pasó en el Rugby Championship.

La rotación que hicieron los Pumas en esta ventana de noviembre, obligada también por la negociación con los clubes europeos, lo mantuvo afuera en los dos primeros tests, pero le abrió la puerta para éste de mañana. “Tengo una enorme alegría. Siempre soñé con jugar en los Pumas y me llegó el momento. No puedo describir con palabras todo lo que siento, pero nunca me pasó algo igual”, completa Bustos, querido por todos, agasajado el año pasado por el gobierno de su provincia y, bajo coincidencia general, un campeón haciendo asados.

“Todavía no tuve tiempo de imaginarme entrando en la cancha, pero lo mejor es que todo esto no me presione. Quiero disfrutar éste momento único y sé que todos mis compañeros me van a ayudar, porque este es un grupo espectacular.” Llegó el Chinchu, nomás. Llegó su hora de calzarse por primera vez la gloriosa celeste y blanca. Después de tanta espera, lo merecía.

TATI PHELAN: “CONFIAMOS EN ÉL”

DUBLÍN.- Santiago Phelan dio los motivos para poner por primera vez de titular a Maximiliano Bustos: “Sabemos que está en un muy buen momento porque hablamos con los entrenadores de su club y nos lo dijeron. Para nosotros eso es fundamental, porque además que lo conocemos muy bien, es importante que esté en plena competencia, como titular y asentado en el juego”.

El head-coach de los Pumas agregó: “Creemos que es una gran oportunidad para Bustos. Él se ha sacrificado mucho en todo este tiempo, ha soportado concentraciones y viajes sin jugar y creemos que es la mejor opción para reemplazar a Figallo. Confiamos en él”.

comentá que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s