Hourcade, con tarea para la semana

Una vez más Leicester fue el escenario de la victoria Puma. Con un estadio colmado por 30 mil personas en la que más de la mitad fueron argentinos, el seleccionado nacional cerró su paso por la zona de grupos frente al débil seleccionado namibio. El domingo, en Cardiff, jugará contra Irlanda
Los Pumas en Leicester

El mediodía inglés se presentó bastante frío pero eso no impidió que la multitud celeste y blanca hiciera sentir a los jugadores una vez más como locales.

Los Pumas ganaron como tenían que ganar (64 a 19) pero por momentos no mostraron la superioridad, o al menos la solidez defensiva, esperada. Es cierto que antes de arrancar el partido Argentina ya estaba clasificada, también que se jugó con un equipo alternativo y ante el rival más flojo del grupo. Todos esos atenuantes deben ser tenidos en cuenta a la hora de analizar la goleada frente a Namibia, que convirtió a Los Pumas en los más goleadores del torneo.

Se puede decir que Argentina mostró, durante varios pasajes del partido, dos caras. Una en ataque y otra a la hora de defender, donde se pasaron más apuros que los deseados. Quizás también el desorden del partido, con un rival que invitaba a atacarlo por todos lados y en todas las pelotas, hizo que se generen huecos donde no tendría que haberlos.

Lo cierto es que Argentina ganó y ahora debe esperar por Irlanda, un rival durísimo que mostró un muy buen nivel en varios partidos de esta copa. Los de verde llegan con algunos jugadores golpeados producto de la batalla frente a los franceses. Será la cuarta vez que Los Pumas e Irlanda jueguen en mundiales. La estadística muestra que de las tres anteriores, dos fueron para Argentina (1999 y 2007) y una para ellos (2003). Si bien los tres partidos fueron por zona de grupos, cada uno fue definitorio para que el ganador siga y el perdedor arme las valijas. Tal como pasará el domingo.

Una mención especial para el partido que se viene entre Nueva Zelanda y Francia, viejos conocidos en este tipo de competencia. Puedo asegurarles que los de negro no están nada contentos en tener que enfrentar a los galos.

Volviendo a Los Pumas, se viene una semana de mucho trabajo para los analistas porque ahora las reglas son otras: el que pierde se vuelve a casa. Se puede decir que Argentina hasta aquí cumplió con lo planeado incluso por momentos mejorando las expectativas pero también es cierto que el único test match que jugó fue frente a Nueva Zelanda.

La pregunta que surge de aquí en adelante es qué va pasar frente a un equipo que presente mayor resistencia que Georgia, Tonga y Namibia. Hasta ahora el ataque rindió sus frutos en todos los partidos pero la defensa mostró algunos errores, incluso frente a rivales menores. La tranquilidad que se vive en el cuerpo técnico, radica en que el día del partido frente a los All Blacks la defensa se mostró muy sólida y solo fue vulnerada por la enorme capacidad de los de negro.

Se viene Irlanda que no es ni uno ni otro y por eso se abre la posibilidad de que cualquier cosa puede pasar. El objetivo de Daniel Hourcade en esta semana es que Los Pumas, al contrario de lo que mostraron hoy, sean un solo equipo en defensa y en ataque durante 80 minutos. De ser así, estamos invitados a soñar.

comentá que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s