La mejor manera de aprender, en la escena de los poderosos

Debutante absoluto en el torneo, CRAI, el único representante de Santa Fe, cayó contra Newman, actual subcampeón, por 48-6; la historia de un equipo que piensa a lo grande.

canchallena

Por Ignacio Mango / Canchallena

Detenerse por un efímero instante y desglosar la sigla que forma su nombre propio, CRAI, no parece ser un detalle a dejar de lado. Porque así se proclama intrínsecamente: compromiso, respeto, amistad, ideales. No tendrá la popularidad, ni la historia, siquiera los logros, que el CASI o el SIC , reconocidos e institucionalizados a mucha mayor escala justamente por sus acrónimos, aunque se hace su camino al andar. Ayer, en Benavídez, plantó su segundo mojón en el recorrido llamado Nacional de Clubes . Sin dudas, en lo deportivo no habrá sido el paso firme y deseado como el que dio en su debut diez días atrás para sorpresa de todos (un voraz Newman lo venció por 48-6), pero de ninguna manera podrá decirse que el paso fue en falso. Todo tiene su enseñanza.

CRAI no es otro que el Club de Rugby Ateneo Inmaculada. Sus últimas dos palabras rinden homenaje a la entidad social que acogió a un grupo de jóvenes entusiastas (celebra su 42° aniversario el 22 de octubre) que soñaban iniciarse en la práctica de la ovalada. Desde su coqueto predio que reposa a la vera de la Autopista Rosario-Santa Fe, construyó su pasado y edificó su auspicioso presente: por primera vez juega el torneo más federal, el que reúne a los mejores en la materia y el que acapara, al momento, toda la atención. Nunca es tarde para aprender.

“Para nosotros es un gran orgullo, pero también es una enorme responsabilidad este desafío que es estar a la altura. El club y la gente -el pueblo gitano- lo viven con mucha alegría, pero también con calma. El objetivo que nos planteamos es el de mantener la plaza para nuestra región”, dijo Salvador Damiani, emblema y capitán. “Quedó demostrado que a este nivel los errores se pagan. Se nos hizo difícil y no nos salió lo que queríamos. Está claro que todo esto es un aprendizaje, pero no hay que conformarse”, añadió Facundo Beltramino, uno de los nuevos baluartes que probó suerte en Italia y Escocia y regresó para disfrutar con los colores de sus amores una experiencia de este calibre.

La ligazón entre los representantes de la capital provincial y el Nacional de Clubes ha sido, particularmente, esquiva; a un costado históricamente de los equipos rosarinos (Duendes, Jockey, Gimnasia y Esgrima o Universitario, de recientes o actuales participaciones). Pero lo del CRAI resulta llamativo y hasta paradójico. Tuvo su oportunidad en 2009 cuando, un año antes, accedió de manera agónica y angustiosa a la definición del Torneo del Litoral, el que disputa activamente. Todavía retumban los ecos por vencer en una de las semifinales al poderoso Duendes luego de dos suplementarios, y los suspiros por el insólito try -que pudo valer la derrota- que se le escapó a Luciano Facchetti, wing “verdulero”, tras perder el control de la pelota en pleno vuelo al in-goal. A la semana siguiente, y en la cita máxima, su tradicional adversario lo dejó con las manos vacías. La frustración no terminó allí. Pero algo se estaba gestando.

La UAR, visto y considerando los problemas de calendario, la nutrida agenda y que un torneo de tamaña relevancia ya no poseía el otrora brillo, optó que la XVI edición del Nacional, la de 2009 en cuestión, simplemente reuniera a los dos mejores clubes de la URBA y a los dos finalistas del Torneo del Interior: Hindú, CASI, Universitario de Tucumán y el propio Duendes -más tarde, el campeón-, fueron los privilegiados. Con el tiempo, continuas e improductivas modificaciones mediante, el campeonato cedió interés, a punto tal de no llegar a realizarse ni en 2012 ni en 2013.

Relanzado a todo color para 2014, la clasificación de CRAI para esta temporada es hecha y derecha: se rearmó sobre la marcha, se coronó en el Torneo del Interior “B” de 2011 y desde hace unos años, con suerte dispar, es animador de la liga local. El salto de calidad lo dio en 2015 al salir 2° en su región. “Una gira a Sudáfrica nos marcó. No sólo nos unió como equipo sino que nos ayudó y nos fortaleció físicamente. Sabíamos que técnicamente estábamos capacitados para jugarle de igual a igual a los grandes. Nos faltaba ese plus en lo físico”, cerró Damiani. “Los felicito, nos plantearon un durísimo partido. No los conocíamos mucho. Tienen un pack muy fuerte y nos exigieron al máximo”, opinó Gonzalo Gutiérrez Taboada, figura de Newman.

La hoja de ruta señaló ayer la Zona Norte de Buenos Aires. Las próximas paradas, antes de la vuelta a casa, serán en La Plata (campeón Nacional 2007) y la revancha con La Tablada (ídem 1999). Como enseña la enciclopedia de la vida: a la par de los que saben, segundo tomo.

comentá que es gratis!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s